El cuarto oscuro

Abro mis ojos y lentamente se cierran, los vuelvo a abrir esta vez evitando que se vuelvan a cerrar pero fracaso, mis parpados están pesados, forzo otra vez mis malditos ojos pero no quieren obedecer e intento ver una mujer desnuda salir de mi habitación, una mujer hermosa con alas abre la puerta y vuela.

La luz lentamente se va apagando, me siento inmóvil, la oscuridad se ha adueñado de mi habitación. Escucho voces, he comenzado a escuchar voces,  murmullos, voces que susurran. ¿Quien está Ahí? Pregunto y nadie me contesta, pero continuo escuchando esas voces que no paran, ahora escucho risas, como si se burlaran de mi. ¿Quien es?, ¿De que se ríen? vuelvo a preguntar pero nadie responde a mi llamado, un cosquilleo se empieza a sentir en mi mano derecha, no lo puedo aguantar, aunque intento abrirla no tengo fuerzas suficiente para lograrlo, de repente  por si sola mi mano se abre y sale volando una luz, una luz verde, roja, azul, no, no puedo distinguir su color, empieza a iluminar mi habitación, a su paso deja un destello de luz, los murmullos empiezan a escucharse mas alto, con mas fuerza, y ya no es una luz, son diez, veintes, cincuentas, cien, quinientas, miles.

Vuelan como locas en mi habitación, rodean mi cuerpo y siento cosquilla en todas partes, se reúnen entre todas, me levantan y empiezo a volar con ellas, me siento uno de ellas, vuelo en toda mi habitación, es la cosa mas bella que jamas haya visto, como luces de neón, como una lluvia de estrellas de colores, con ellas me siento libre y ellas celebran conmigo.

Unos pasos fuertes empiezan a escucharse que vienen desde afuera de mi habitación, las luces se callan y comienzan a irse, se marchan, No!, no se vayan!!– les grito, y me dejan caer al suelo, se escapan por la ranura de la puerta, la oscuridad vuelve a reinar en mi habitación y los pasos se vuelven a escuchar cada vez mas cerca, mi corazón comienza a latir muy fuerte, no puedo controlarlo, los pasos cada vez se escuchan mas cerca, por el sonido de esos pasos puedo adivinar que es alguien muy fuerte, muy grande.

Ya está frente a la puerta, siento como lentamente abre la puerta, mi cuerpo se ha paralizado, el miedo impide moverme, está entrando a mi habitación, intento abrir los ojos, veo su silueta con la ayuda de la luz que entra por la puerta, un cuerpo grande, su cabeza es enorme, lleva unos cuernos, como los de un toro, es una bestia horrible, se acerca hacia mi, en su enorme nariz lleva un aro que traspasa  sus dos agujeros, sus ojos grandes y negros, su aliento como si hubiese comido un animal muerto inunda mi habitación, yo aun estoy inmóvil, no se que quiere conmigo, toca mi cuello con sus grandes y peludas manos,  voltea y se marcha.

Tengo que escapar, el puede volver, tengo que encontrar una salida en esta habitación oscura, no encuentro la puerta, voy a tientas buscando como escapar, he encontrado una puerta pequeña, creo que no puedo entrar, es muy pequeña para mi, intento entrar, primero mis manos, luego mi cuerpo y mis pies, he entrado a un cuarto blanco, mas iluminado de mi habitación, las luces me impiden tener mis ojos abiertos completamente, la habitación no está sola, desde aquí veo una cama, alguien sobre ella, me acerco con miedo, no se quien es, y si está durmiendo no quiero molestar, pero, ¿que es esto?, se parece a mi, soy yo!, ¿que busco sobre esa cama?, pero si ese soy yo ¿quien soy yo en verdad?,no entiendo, ¿que hago en esa cama?, me siento perdido, trato de levantarlo, digo levantarme, pero no reacciona, ¿será que ha muerto? nooo, no puede ser, me asomo a la puerta necesito ayuda, necesito que alguien salve a esa persona que se parece a mi,- Auxilio!!!, hey!!, ¿alguien me escucha?, intento abrir la puerta pero no abre, veo muchas personas afuera pero nadie acude a mi llamado, no puede ser!!, hey!, las luces comienzan a apagarse, todo está oscuro, tengo que buscr la puerta por donde entre para marcharme, toco las paredes en busca de la diminuta puerta, pero no la encuentro, parece que ha desaparecido, no, ¿y ahora?…

No puedo salir, todo se vuelve oscuro, la cama con la persona que se parece a mi a desaparecido, todo está oscuro, parece como si estuviera en mi otra habitación, alguien intenta abrir la puerta, la puerta abre, entra esa mujer hermosa, esa mujer desnuda, la mujer con alas, toma mi brazo, intento hablarle pero no me salen las palabras, tiene algo en la mano, ha sacado una navaja, la entra en mi brazos, mis ojos vuelven a estar pesados, no lo puedo mantener abiertos e intento ver la mujer desnuda salir de mi habitación,  abre la puerta y vuela.

6 Respuestas a “El cuarto oscuro

  1. Mira el orégano se usa en la cocina para los alimentos, no para hacer infusiones extrañas e inhalar el resultado. jajajajajajaja

    Esas bestias siempre rondan, parece que tienen un sensor de esas pequeñas luces, y siempre llegan y hacen que las lucecitas se larguen de nuestra presencia, o ausencia?

    Naaa que tú ta muy profundo, y yo no he comido nada hoy😛

    Un abrazote!

  2. Perdón, tú como que te quedaste dormido viendo ET o algo parecido…

    jejeje (no entendí ni pepa el hilo del cuento, pero ná… allá uté)

  3. Que aperidad!!!! … Deberias continuarlo! wow.. wow… jejeje… wow!

  4. Mujer al_hada, hombre iluminado.

    Felicidades x tu blog.

  5. Acuerdame decirte algo de este post..

  6. buenoooooooooooooooooooo..eso parece una mezcla de “los Angeles de Hueso de Marcio Veloz Maggiolo, el consumo de estupefacientes y una pelicula de ficcion…..

    pero esta chulo me encanta lo abstracto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s